musée du château ramezay bande

Château Ramezay – ¡ imprescindible en Montreal !

Entre en la historia de Montreal por la puerta grande… ¡ y visite el primer edificio de Quebec clasificado como monumento histórico! Residencia de prestigio, el Château le propone revivir más de 500 años de la historia de Montreal, de Quebec y de Canadá, desde la prehistoria amerindia al siglo XX. Para satisfacer a su clientela internacional, buen número de sus actividades se ofrecen en varias idiomas, entre ellas el español. 

Construido en el siglo XVIII bajo el dominio francés, el Château Ramezay es uno de los pocos supervivientes de esa época abierto al público. Claude de Ramezay, gobernador de Montreal, hizo construir su « château » en 1705 con el fin de desarrollar allí sus funciones y de alojar a su familia.  Con el paso del tiempo, el edificio  acogería sucesivamente al intendente de la Nueva Francia, a la Compañía de las Indias, al ejército revolucionario americano,  a los gobernadores británicos, el Ministerio de instrucción pública y una corte de justicia, así como las facultades de derecho y de medicina. Recibió, por ello, a varios invitados ilustres, como Benjamin Franklin en 1776.

Lugar imprescindible del Montreal Antiguo, el Château Ramezay le invita a descubrir sus ricas colecciones a través de variadas exposiciones permanentes y temporales, que le harán descubrir la cultura, el patrimonio y la vida cotidiana de los habitantes del territorio quebequense a lo largo de los siglos. Usted puede visitar el Château Ramezay de modo autónomo y descubrir las piezas únicas de nuestras colecciones. A tal efecto, en la entrada tiene a su disposición un plano-guía de visita en español que le servirá de orientación.

Además, un recorrido multimedia, disponible también en español,  le ofrece la ocasión de escuchar el relato de personajes históricos que han visitado el Chateau Ramezay desde 1705. Deje que le cuenten la buena vida de palacio que se dieron.

Aproveche igualmente su visita para descubrir el suntuoso Jardín del Gobernador, un ejemplo único de jardín urbano en la Nueva Francia del siglo XVIII. Paneles sonoros en español le guiarán por el huerto y el vergel, entre las plantas medicinales y por el jardín de recreo. El acceso al jardín y las actividades que allí tienen lugar a lo largo del año son gratuitas. Un café-terraza, islote de tranquilidad en el corazón del Montreal Antiguo, domina el jardín.

Para terminar, la tienda del Château le permitirá llevarse recuerdos maravillosos de su visita a Montreal.

¡Será un placer recibirle entre nosotros!